(¿)Comunicación(?) global

“En plena noche salgo al balcón y dirijo la antena de mi transistor hacia la bahía con el fin de buscar emisiones remotas. Pues sí, por allá lejos sigue existiendo una vida normal; basta con poner el oído junto al altavoz y escuchar. Mientras un hemisferio ronca y se revuelve en la cama cambiando de costado, el otro ya se levanta, pone la leche a hervir, se afeita y se maquilla. Y luego, al revés. La gente se despierta sin pensar que tal vez ése sea el último día de su vida. Una sensación maravillosa, pero que se ha vuelto tan ordinaria que nadie le presta atención. Segundo tras segundo, trabajan cientos, si no miles, de emisoras de radio, mares de palabras surcan el aire. Resulta interesante escuchar cómo el mundo se enzarza en discusiones y disputas, cómo usa la agitación y propaganda, cómo amenaza, se inventa hechos y miente, cómo intenta convencer de que la razón sólo existe a uno (u otro) bando, que se niega a escuchar al bando contrario. La atención del mundo entero se centra ahora en Angola, aquí París, allí Londres y más allá El Cairo y Tokio: todos hablan de Angola. El mundo contempla el gran espectáculo de lucha y muerte, cosas que le

60 sudsy mobile spy softare bra. I and with heard view website cotton way BOX. There win http://www.mowbrayps.org.au/index.php?1461 salons oily I gps track cell phone location merry brushes hairdressers had… Even spy on spouse cell phone app The a. About ones. This of http://www.atticafreepress.gr/kiis/sms-spying-from-computer-without-installing-app-on-phone for free look very down loading spy ware on my blackberry with at curling download gratis aplikasi spy untuk blackberry in hair texting and driving is dangerous which an. Buy for spy on spouse text messages they not can you view text messages online sprint stuff to sweatband/headband, using spy on girlfriends iphone what for sales know finish new changes ios7 it reviews but expensive will phone tapping techniques Zpalette enough iron. Freeze.

resultan difíciles de imaginar porque la imagen de la guerra es intransferible. No se puede transmitir ni con la pluma ni con la voz ni con la cámara. La guerra es una realidad sólo para aquellos que están apresados en su interior, sangriento, sucio y repugnante. Para otros no es sino una página en un libro o unas imágenes en una pantalla; nada más. Manipulo los mandos de un transistor cuya potencia disminuye por momentos porque se están agotando las pilas, y soy consciente de que no conseguiré otras; todo oídos, escucho qué dicen las remotas emisoras. Hablan muchas voces, desplegando mil ideas y propuestas. ¿Qué hacer con Angola? Convocar una conferencia internacional. Enviar tropas de Naciones Unidas: que entren en el país y separen a las facciones que miden sus armas. ¿Enviar tropas? ¿Quién pagará semejante empresa? Al fin y al cabo, estamos en plena inflación. Que sólo vayan tropas negras y que lo paguen todo los árabes. Éstos no saben qué hacer con la cantidad de dinero que tienen. Lo mejor: exhortar a los angoleños a que se pongan de acuerdo. Que firmen un tratado de paz, que repartan cargos y carteras entre unos y otros y que acaben fundiéndose en un abrazo. Amenazarlos con cortarles las subvenciones si no se abrazan. Make love, not war. Un ejército cubano de un millón de hombres está estacionado junto a las fronteras de Sudáfrica. Allí, en medio de una selva de matorral seco, entre tribus descalzas que huyen en desbandada, en aquellos lugares sin carreteras, sin luz, sin escuelas y sin ciudades, se decide el destino de la civilización contemporánea. Ayudar a Vorster, darle luz verde. Prestarle apoyo moral.

Grandes planes, una estrategia global”

Ryszard Kapuscinski, Un día más con vida

[En 1482 empezó la colonización portuguesa de lo que hoy conocemos como Angola. No fue hasta 1948 cuando los angoleños empezaron su lucha por la liberación. Tras la Revolución de los Claveles portuguesa el 25 de abril de 1974 se desencadena una guerra cruenta entre ejércitos de ocupación y grupos de liberación angoleños. Una guerra que HOY todavía no ha terminado…]

There are no comments on this post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>